23/11/13

¿Cuánto vale tu web y cómo venderla?


Una forma de ganar dinero es vendiendo tu página web o blog. Es importante haberla hecho famosa y, sobre todo, saber que el comprador podrá obtener ganancias con la publicidad que ponga, ya que es eso realmente lo que le interesa al cliente.


Cuánto vale tu blog
Antes que nada veremos cuál puede ser una cantidad justa por la que vender tu blog. Para ello, hagamos la siguiente operación:

Ingresos mensuales ganados con el blog x 12 = Precio de venta

Es decir, el precio de venta puede ser perfectamente lo que ganes en un año.
Si ves que sale un número muy alto y prefieres rebajarlo, puedes multiplicarlo por menos meses.
Además de poner un precio fijo como acabamos de ver, puede servirte hacer una subasta.
Recuerda mostrar una imagen de prueba de que los ingresos mensuales son verdaderos para evitar que el comprador se crea que le estás engañando.

Cuándo vender tu blog
Tienes un blog famoso, no puedes seguir manteniéndolo y quieres venderlo. ¿Puedes venderlo en cualquier momento? Sí, pero ten en cuenta que si tu blog es tu única fuente de ganancias, una vez que lo vendas, solo tendrás el dinero por el que lo has vendido. Lo demás (es decir, lo ganado con la publicidad del blog y cualquier cosa que lo monetice) se va para el comprador.
Para solucionar esto tienes dos opciones:
1. Crear otro blog antes de vender el actual y hacerlo famoso. Una vez tengas beneficios con el nuevo, vende el antiguo. Así, una vez lo vendas, tendrás otro blog con el que seguirás ganando dinero.
2. Vender tu blog por una cantidad menor y recibir un porcentaje de las ganancias. Esto quiere decir que lo vendes por una cantidad más pequeña de lo que debería costar y, a cambio, el comprador te da un porcentaje de lo que gane. Ese porcentaje podéis ponerlo llegando a un acuerdo, pero uno justo puede ser un 30% de lo ganado para ti y un 70% para el comprador (ya que él será quien se esforzará en mantener la web). Aunque, vuelvo a decirlo: es mejor si creas un segundo blog con el que ganar dinero, aunque uses esta segunda opción.

Puntos a tener en cuenta
Si quieres vender tu blog rápidamente, ten en cuenta los siguientes puntos:
1. Miles de visitas diarias (aunque como dije al principio, si tiene pocas visitas pero se gana mucho con ella, le seguirá interesando).
2. Estar en las redes sociales: mínimo en Facebook y Twitter, e intentar tener como mínimo 100 seguidores en cada uno para dar la sensación de que tu web es famosa. Si no los tienes, hay servicios que pagando un poco de dinero te añaden seguidores automáticamente.
3. Comentarios en algunas noticias, para dar la sensación de que tu web es activa y los usuarios participan en ella.
4. Ganar mensualmente con el blog una cantidad notable que ayude económicamente al comprador.
5. Tener un diseño bien cuidado y atractivo.
6. El dominio también puede ser importante. Mientras más le quede para caducarse, mejor, ya que eso supondrá un gasto adicional menos para el comprador.

Dónde vender tu blog
Ya estamos en el punto final. Tenemos todo lo necesario para vender tu blog, pero... ¿dónde?
Puedes poner que estás vendiendo tu blog o web en foros que hablen sobre páginas web, SEO, programación... como www.foro20.com. También existen webs dedicadas solo a eso como www.flippa.com o www.vendermiweb.com.


4 comentarios:
  1. No tenia ni idea de como hacerlo, pero he puesto mi web en venta con tus consejos y ya hay dos interesados. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Jose Luis, gracias a ti por visitarnos!
      Para cualquier cosa aquí estamos :)

      Eliminar
  2. Bluehost is ultimately one of the best hosting company with plans for all of your hosting needs.

    ResponderEliminar
  3. Ever wanted to get free Google+ Circles?
    Did you know that you can get these AUTOMATICALLY AND ABSOLUTELY FREE by registering on Add Me Fast?

    ResponderEliminar

Bienvenido al sistema de comentarios de Campamento Web. Todos los comentarios serán respondidos lo más brevemente posible. Por favor, no incluyas publicidad de sitios web o productos ni palabras ofensivas. ¡Gracias por comentar!